Contáctanos

Solicita Información






Hacé clic en el cuadrito para marcar con un "check" indicando que: a) apruebas que alguno de los intermediarios listados AQUÍ te contacte para brindarte la información que solicitas y b) que has leído y aceptas los Términos de Uso & Política de Privacidad

Seguros Costa Rica

Prepararse antes que ocurra Seguro Funerario: protección y paz para toda la familia

Setiembre 2020. Todos al nacer venimos con un “ticket” de ida, sin regreso. Por suerte, no sabemos cuándo emprenderemos ese viaje de partida lo que nos permite intentar vivir la vida a pleno cada día.

Por lo inesperado que puede ser un fallecimiento, es importante que planifiquemos los preparativos para que nuestra familia no se vea afectada económicamente al tener que afrontar los gastos imprevistos que un suceso de este tipo genera.

La idea de contratar un seguro funerario es prever antes de necesitarlo para que nuestros seres queridos no se vean afectados (además de la pérdida emocional) por los altos costos que significa un funeral, entierro, cremación y hasta expatriación del fallecido en caso de encontrarse fuera del país. Estos seguros brindan tranquilidad a los familiares y/o amigos del fallecido ya que no tendrán que hacerse cargo de los costos asociados a los servicios funerarios que pueden llegar a ser inmanejables para algunas personas y así podrán enfocarse en dar al ser querido el velatorio y sepelio apropiado que merece.

Hay muchos detalles que pensar cuando ocurre un suceso de este tipo como escoger el ataúd, avisar a familiares y conocidos del fallecido, contratar cementerios, preparación del cuerpo, papeleo, organizar el velatorio, decoración de la sala, servicio de catering, etc. y los seguros funerarios en general se encargan de alivianar este estrés.

En el mercado existen distintas opciones de seguros de decesos que solventan los gastos de un funeral dando el soporte económico necesario para hacer frente a los trámites y diligencias inherentes a un fallecimiento. Cabe aclarar, que estos seguros no son seguros de vida, ya que únicamente cubren los gastos relacionados al funeral del fallecido.

A la hora de contratar un seguro funerario, es fundamental que te asesorés bien para entender las exclusiones que quedan fuera de la cobertura; como por ejemplo muerte por: consumo de drogas, sustancias tóxicas, narcóticos o medicamentos sin prescripción, suicidio, enfermedades o patologías preexistentes, acciones relacionadas con la ejecución de un acto delictivo, actividades extremas como (paracaidismo, alpinismo, boxeo, tiro y similares), actos en relación con terrorismo, delincuencia organizada, guerras, entre otros, accidentes de tránsito por conducir en estado de ebriedad, homicidio por parte de un familiar o haber pasado 1 año, después del accidente que llevó al deceso.